Detalle Noticia

2016-02-09 11:24:17



REGANTES PREOCUPADOS POR LA SOBRE EXPLOTACIÓN DE ÁRIDOS EN EL CACHAPOAL

(10 febrero 2016) La Junta de Vigilancia del Río Cachapoal Primera Sección y sus Afluentes, trasladó sus preocupaciones por la sobre explotación de áridos y por el deterioro de las condiciones del río durante una reunión con la Dirección de Obras Hidráulicas y la Dirección General de Aguas. El propósito de la Junta era conocer de parte de las autoridades las condiciones de extracción de áridos que se realizan en la cuenca.

La organización de vigilancia manifestó su preocupación, a la vista del aumento de extracción de material del río y los cambios que se han producido, entre ellos, la degradación del río, asociada a la profundización del cauce y degradación de vegetación ribereña nativa, con la consecuente disminución de la calidad ambiental.

“La extracción del árido tiene un límite y hemos visto cómo las empresas extractoras sobrepasan esos límites con el consiguiente impacto en la cuenca. No sabemos cuántas de ellas poseen permiso municipal de extracción y cuánto es el límite de volúmenes de extracción autorizados”, explicó Robert Hilliard, gerente de la Junta de Vigilancia del Río Cachapoal Primera Sección y sus Afluentes.

La Ley Orgánica del MOP, D.F.L. N°850 del año 1997, señala dentro de las competencias
de planificación de la DOH, realiza estudios en los cauces naturales denominados Planes de Manejo de Cauces, los cuales elaboran un análisis integral del cauce, considerando aspectos hidráulicos y de mecánica fluvial. Estos estudios proponen soluciones como restricciones al uso de suelo, y medidas para regular la explotación sustentable de los áridos del lecho del río.

También a la DOH le corresponde la función de revisión y supervisión de proyectos de intervención o modificación de las fajas de restricción en cauces naturales, así como visar técnicamente los proyectos de extracción de áridos de cauces naturales, para que posteriormente los respectivos municipios puedan otorgar las autorizaciones para la explotación de estos áridos.

Extracción sin control

A la organización de regantes y usuarios le preocupa que en los últimos años, la actividad ha carecido de regulación, con cupos de extracción asignados que no siempre cuentan con permiso municipal ni cumplen con los volúmenes de extracción permitidos, o son permisos precarios o concesiones vencidas.

Estudios científicos y regantes dan cuenta de las modificaciones que en esta década ha tenido el río Cachapoal, principalmente asociadas a la profundización del cauce (más de 4 metros de profundidad). Y si bien hay factores naturales (escasez hídrica, desmonte de ribera), también es un hecho el efecto negativo que el mal manejo de la pequeña minería de áridos genera en la estabilidad de los cursos de los ríos.

“El efecto más importante de la sobreextracción es que produce inestabilidad de obras como puentes, ductos, bocatomas y la reducción de cota del lecho del río y el cambio en la dinámica fluvial de las aguas”, explica el gerente.

La extracción de áridos de ríos debe ser acorde a la capacidad de renovación natural de los ríos, de lo contrario, se produce un desequilibrio en el funcionamiento del sistema fluvial.