Detalle Noticia

2016-07-13 11:40:02



EL DIÁLOGO PARA MEJORAR LA GESTIÓN DEL AGUA SIGUIENDO LA EXPERIENCIA AUSTRALIANA

(13 julio 2016)Para mejorar la gestión hídrica en el territorio, la Federación de Juntas de Vigilancia de la Sexta Región ha apostado por el diálogo y la participación como herramientas clave, siguiendo experiencias de otros países donde a través del diálogo entre todos los actores involucrados en la gestión del agua, se ha conseguido mejorar la gestión y consensuar acuerdos.

Esta es la estrategia base del proyecto “Plan de Gestión integrada de la Cuenca Rapel”, liderado por la consultora CSIRO, cuya finalidad es desarrollar diálogos para fijar espacios de consenso en torno al agua de la región de O´Higgins.
La Federación busca consolidar una mejora de la gestión hídrica con esta alianza con CSIRO Chile, organismo que desarrolló metodologías y procedimientos que permitieron hacer mejor gestión del agua en Australia.

“A nivel de Estado no hemos visto avances. Creemos -y queremos- como región que somos capaces de sacar adelante una propuesta en base al diálogo, para definir las necesidades fundamentales y las herramientas para resolverlas con el servicio público y los privados regionales”, explicó Graciela Correa, gerente de la Federación.

Hoy vivimos en medio de una situación de cambio climático que ha afectado los caudales y su disponibilidad. Es necesario plantear nuevas estrategias para actividades productivas y comerciales de la región como exportadora agrícola y con desafíos de exigencias en la calidad del agua.

Diálogo y participación
“Participar en una mesa y comprometerse efectivamente y poner lo mejor de cada cual, es la metodología de CSIRO, lo que nos gustó para proponer en conjunto todos los actores de la región. Queremos sacar una visión conjunta de qué queremos para la cuenca y para el futuro”.
“Siempre hemos llegado a todos. Al Estado o a quien quiera oírnos, nuestra frase ha sido ‘sentémonos en una mesa a trabajar´. Lo que hizo Australia fue sentarse a trabajar, perdiendo los miedos, mirándose a la cara unos con otros, conversando se lograron acuerdos macro que permitieron dar pasos importantes”, detalló la dirigente.

A estas mesas de trabajo están invitados organismos públicos con competencia regional, organizaciones de usuarios de aguas, representantes de instituciones privadas, expertos, académicos y representantes de la sociedad civil.

Una visión de la cuenca
El proyecto Plan de Gestión Integrada Cuenca Rapel propone sentar las bases para desarrollar e implementar un plan de gestión sustentable del agua para la cuenca.
En su primera etapa que dura 18 meses, el plan se centrará en definir una “visión” de la cuenca, identificando y analizando en conjunto con actores relevantes del territorio información disponible de la cuenca y posibles herramientas basadas en el modelo australiano en el que CSIRO fue su gestor. Serán un total de 4 talleres intensivos.
Cuenta con el financiamiento del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional enmarcada en la Estrategia Regional de innovación y cuenta con el apoyo técnico de la Dirección General de Aguas O´Higgins. El primer taller se realizará este jueves 14 de julio, en el auditorio de MOP O´Higgins.