Detalle Noticia

2017-06-13 15:54:29



REGANTES SATISFECHOS POR IMPRESIONANTE ASISTENCIA AL DEBATE SOBRE REFORMA AL CÓDIGO DE AGUAS SAN FE

(31 mayo 2017) Como un éxito que superó largamente las expectativas, fue calificado el encuentro masivo de regantes y agricultores, organizado por usuarios de aguas y la Federación de Juntas de Vigilancia de la Sexta Región en San Fernando.
Las dudas de los organizadores sobre el éxito de la convocatoria se empezaron a despejar desde horas antes del inicio, mostrando el interés que despertó la invitación de la Federación de Juntas de Vigilancia a debatir sobre la polémica ley que reforma el Código de Aguas, que se tramita en el Parlamento, y que cuestiona entre otro puntos el derecho de propiedad adquirido de los regates sobre sus derechos.
Gimnasio desbordado
A las 19 horas, el gimnasio municipal de San Fernando estaba desbordado por más de 2.200 personas, muchas de localidades distantes, que abarrotaron las graderías y se instalaron de pie por donde pudieron para seguir el acto.

Miguel Ángel Guzmán, gerente de la Junta de Vigilancia del Tinguiririca, reflexionó sobre la asistencia: “Este encuentro superó nuestras expectativa. Fue interesante apreciar que asistieron agricultores grandes, medianos, pequeños y campesinos, es decir, una asistencia transversal. Si bien esperábamos una convocatoria amplia, la verdad es que nuestros pronósticos se superaron con creces, y el gimnasio se hizo literalmente chico, quedando mucha gente de pie, que se mantuvo expectante durante todo el evento”.

Los derechos en riesgo
Las OUAS, actuando como tales y como representantes de los usuarios, esperan que sus observaciones a las reformas sean no sólo escuchadas, sino consideradas por los senadores y que se rectifique lo aprobado en la Cámara de Diputados, particularmente lo referente a los artículos 6° y 1° transitorio, y en general aquellos que introducen la caducidad, extinción y otras limitaciones al legítimo ejercicio de los derechos de aprovechamiento de los regantes.

Para Francisco Duboy, presidente de la Federación de Agricultores Cachapoal, fue muy interesante ver la distribución de los asistentes: “en su gran mayoría eran pequeños agricultores, que son los más afectados frente a los cambios, pues la gran mayoría no tiene sus títulos de dominio vigentes”.
Nadie se movió del recinto hasta el final de las presentaciones, cerca de las 22:00 horas. “Había agricultores de todos los tamaños”, explica Duboy, satisfecho: “quisimos convocarles y sensibilizar a la gente porque es importante que sepan que seguiremos dando la batalla hasta el último día.
El acto fue abierto por Jorge Villagrán, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Tinguiririca, y después presentaron sus ponencias Graciela Correa, por la Federación de Juntas de Vigilancia, el abogado Diego Castro, presentó aspectos jurídicos conflictivos de la Reforma, Fernando Peralta, presidente de la Confederación de Canalistas chilenos, y Patricio Crespo, presidente de la Federación de Juntas, cerró el acto.

El rol de las Ouas
Andrés Correa, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Cachapoal Primera Sección, agradeció la “claridad de las exposiciones y eso es fundamental para que no nos pasen a llevar los derechos de los agricultores. Es importante empoderar más a las organizaciones y hacer inversiones más importantes para aprovechar más el agua”.

Respecto del papel de las organizaciones, el dirigente dijo que “creemos que es posible sentar a todos los actores a la mesa y conversar. Cada uno tendrá sus visiones e intereses pero se puede llegar a consensos, nosotros lo hemos logrado como organización”.
Guzmán explica la importancia de la labor de la Federación de Juntas de Vigilancia de la VI Región en este debate nacional sobre los derechos de propiedad de los regantes: “como OUA seguiremos informándonos sobre el proceso en las distintas comisiones del Senado, y esperamos poder exponer nuestros planteamientos cada vez que sea posible ante las instancias necesarias. Creemos fundamental continuar informando y recibiendo las inquietudes de los regantes, además de mantener una coordinación con otras OUA, a fin de decidir las líneas a seguir que sean pertinentes”.