Detalle Noticia

2018-10-10 09:48:28



RÍO CLARO: DECRETO DE ZONA DE EMERGENCIA AGRÍCOLA PERMITIRÁ OBRAS PARA ENCAUZAR EL AFLUENTE

(10 octubre 2018) El Ministerio de Agricultura decidió declarar zona de emergencia agrícola el área de influencia del río Claro, en la comuna de Rengo. La medida responde al déficit hídrico que presenta la zona durante este año, producto de la escasa lluvia registrada en los últimos meses.

Al respecto, el seremi Joaquín Arriagada explicó que la medida “permitirá destinar recursos para el encauzamiento del río, entendiendo que tiene -por condiciones naturales- una infiltración muy alta, del orden del 20%. Y hoy, en condiciones de sequía, ese porcentaje aumenta muchísimo”.

De esta forma, según la autoridad, “con esta declaración buscamos poder conseguir los recursos y financiamientos necesarios para el encauzamiento del río, minimizar el efecto y tener mayor disponibilidad de agua en los canales y en los predios de los agricultores”.

Respecto a cómo se ejecutan los procesos para llevar adelante el proyecto, Arriagada adelantó que “la declaración ya está hecha. Ahora estamos trabajando y espero que en noviembre podamos estar iniciando obras en el río”.

En la misma línea, anunció que la medida “dura un año, salvo que haya otra declaración que la extienda o descarte”.

Si bien la noticia fue bien recibida por los agricultores de la zona beneficiada, lo cierto es que la sequía ha afectado a gran parte de los productores de la región de O’Higgins, por ello, el seremi anunció que la medida podría replicarse en otros sectores.

“A parte del secano, declaramos también en emergencia el estero de Chimbarongo, con el objetivo de poder, si es necesario, disponer de herramientas que permitan en esa zona tomar medidas de mitigación para que los agricultores puedan terminar la temporada agrícola sin problemas”, explicó Arriagada.

Asimismo, el representante regional del Ministerio de Agricultura detalló que “esperamos que esta medida contribuya a terminar la temporada agrícola sin problema. Siempre es difícil asegurar algo, pero las medidas que estamos tomando apuntan a que no tengamos problemas y si los tenemos, que sean los menos posibles”.

Además, el seremi aseguró que como entidad “estamos trabajando bien ubicados en el tiempo, entendiendo que los problemas graves que podríamos tener en términos de disponibilidad de agua para riego podrían iniciar en diciembre o enero; por lo tanto, tomar ahora estas acciones permitirá, cuando sea necesario, tener otras herramientas”.

Fuente: Diario El Tipógrafo.