Detalle Noticia

2012-09-12 09:56:13



EL PROYECTO DE ESTIMULACIÓN DE LLUVIAS EN SU FASE FINAL

(12 septiembre 2012) Corren buenos tiempos para el proyecto de estimulación de lluvias. Al terminar la temporada de invierno, y cumplidos los procedimientos administrativos, el proyecto va bien encaminado, con más del 50 por ciento de los equipos construidos y en proceso de instalación

La instalación se completará en los meses de verano, cuando mejoren las condiciones de acceso en la cordillera, que en este tiempo todavía presenta caminos con acumulación de nieve. La primavera -y sus deshielos- es el momento con más dificultades de la temporada para acceder a algunos de los emplazamientos definitivos.

Miguel Martínez, gerente de Hidromet, ratifica este avance: “estamos a semanas de tener el cien por cien de la red construida, e iremos completando la instalación a medida que podamos acceder a esos lugares. Afortunadamente, ya se han completado todos los procedimientos que atrasaron algunos plazos y estamos muy bien encaminados”.

Martínez reconoce la gestión realizada por la secretaría regional ministerial de Agricultura y su titular: “es un proyecto que ha necesitado unir las fuerzas, donde la presión del seremi de Agricultura, que se la ha jugado golpeando puertas, ha servido para avanzar, superar las etapas de control y llegar a esta fase final”.

La instalación de los generadores quedará completada a fin de año y la próxima temporada de lluvias se iniciará con el cien por cien de los equipos operando con normalidad, por lo que los responsables de la iniciativa para estimular las lluvias son optimistas y confían empezar a registrar resultados concretos.

La red de generadores de las estaciones comprometidas abarca 10 equipos en la subcuenca del Cachapoal, 8 en la subcuenca del Tinguiririca, 1 en el Estero Zamorano, 1 el Estero Chimbarongo y 4 en las cuencas del Peuco, Codegua y Claro. Recordemos que ésta es una inversión que supera los 460 millones de pesos. De ella, el Gobierno Regional aporta con los recursos para su puesta en marcha, que ascienden a 200 millones de pesos. El resto es aportado por las mismas juntas de vigilancia y actores privados como Pacific Hydro, Codelco, Tinguiririca Energía, Essbio, Endesa y Coagra.

El fin de la temporada de invierno, el 15 de septiembre, estará la mitad del sistema operando con normalidad y para los primeros resultados cuantitativos, habrá que esperar a marzo, cuando sea posible medir la nieve extra acumulada en la temporada. La medición, realizada por la Dirección General de Aguas, se hace cuando empieza el deshielo y aumentan los caudales. Entonces se compararán estos datos con las mediciones históricas y se conocerá la influencia del programa de estimulación sobre el aumento de caudal en las cuencas.

Hasta ahora solo están disponibles las mediciones hechas en el río Cachapoal, en un estudio comparativo hecho con los ríos Tinguiririca hacia el sur y Maipo hacia el norte. Ese estudio muestra como las cuencas han tenido el mismo comportamiento histórico, con curvas similares. Las cuencas se deprimían en la misma medida ante un año seco y presentaban aumentos de caudal también similares en años lluviosos.